Coliflor

Recetas de coliflor

Coliflor gratinada

Coliflor gratinada

La coliflor gratinada puede ser ideal para alguien que busca un buen plato bajo en hidratos de carbono y sin gluten, obviamente sin descuidar ni un momento el sabor. Ideal para una cena por ejemplo y para personas que no quieran ingerir carne.

Además se trata de una receta tremendamente fácil de llevar a cabo. Tanto si te gusta la coliflor como si no, disfrutarás con este plato ya que el queso parmesano aporta un toque magnífico. El plato puede servirse como plato principal o si se desea puede acompañarse sencillamente con una ensalada.

A continuación se especifican los ingredientes para 4-6 raciones de coliflor gratinada.

Ingredientes:

  • 1 coliflor de tamaño mediano cortada en trozos más bien pequeños.
  • Queso cheddar rallado (si nos importa la dieta, mejor bajo en grasas).
  • Mayonesa ligera.
  • Zumo de 1 limón exprimido en el momento.
  • ½ cucharada de mostaza de Dijon.
  • Pimienta negra fresca.
  • Queso parmesano rallado.

Pasos a seguir:

Para comenzar debemos poner el horno a precalentar a unos 190 grados. Debemos cortar la coliflor en trozos todos de un tamaño parecido y de bocado a poder ser.

A continuación, ponemos agua a calentar en una cacerola de tamaño mediano y en el momento en que rompa a hervir vertemos la coliflor ya troceada. El agua debe cubrirla totalmente. Debemos mantenerla al fuego durante unos 10 minutos o hasta que comprobemos que ya está tierna. Cuando esté en su punto escurrimos la coliflor ayudándonos de un colador.

Mientras se va haciendo la coliflor, mezclamos la mayonesa, con el zumo de un limón, la mostaza de Dijon y la pimienta negra. Finalmente añadimos la ralladura de queso cheddar.

En un recipiente para horno, extendemos aceite de oliva por toda la base (si disponemos de aceite en aerosol la tarea resultará más fácil) y a continuación vertemos toda la coliflor, disponiéndola de manera uniforme por toda la fuente.

Sobre la coliflor ayudándonos de una espátula extendemos la mezcla que acabamos de preparar. Para finalizar sólo nos resta espolvorear con el queso parmesano e introducir en el horno.

Hornearemos durante unos 25-30 minutos o hasta que observemos que la superficie está ligeramente dorada y el queso burbujea. Se debe servir caliente pero se recomienda dejar reposar unos 5 minutos antes de servir.

Esta receta se ha planteado de una manera lo más simple posible, para poder ofrecer una alternativa sana y deliciosa para preparar la coliflor, pero si se desea se pueden añadir otros ingredientes que complementen nuestro plato. Unos taquitos de jamón, carne picada… lo que se te ocurra.. ¡Nuestra coliflor gratinada está lista! ¡Buen provecho!